Las ventajas del comercio electrónico

Los hábitos entre los consumidores están cambiando constantemente gracias al crecimiento y a la evolución que se está desarrollando en los nuevos canales de información. El progreso de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) están facilitando y acomodando, en un elevado porcentaje, la vida de los ciudadanos. Los dispositivos se pueden conectar entre sí. Un smartphone y un ordenador pueden enlazarse al instante y confeccionar una misma línea de trabajo.

Las costumbres arraigadas que existían entre los clientes están descomponiéndose debido a las características y ventajas que ofrece el mundo virtual, así lo deja entrever el Ministerio de Industria, Energía y Turismo en el momento de publicar las estadísticas sobre el número de usuarios que han decidido comprar en la red.

Los compradores que desean conseguir un artículo ya no necesitan acudir, físicamente, a un local abierto para adquirir el producto. A través de una tableta, un smartphone o un ordenador se puede obtener un producto al instante. Con una conexión a Internet, los internautas analizan las páginas webs, se informan en las redes sociales, y si les agrada un producto, lo compran y por ello se pueden suprimir las reseñas de Google.

Son las ventajas del e-commerce B2C (Business to Consumer, del negocio al consumidor) o del comercio electrónico. El informe que divulgó el Ministerio de Industria, Energía y Turismo concluyó que en 2012 existió un incremento importante y real de este sector, respecto a 2011. El número total de compradores virtuales potenciales ascendió, a finales del año pasado, a 15.2 millones de usuarios. Un 15% más que el año anterior. El motivo de este aumento considerable se debe a un crecimiento en el índice de personas conectadas a Internet. 27.2 millones de internautas navegaron en 2012 por la red, de los cuáles, casi un 70% representa a individuos mayores de 15 años (69.9%).

Según los datos difundidos por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) y el Estudio sobre Comercio Electrónico B2C 2012 concluyeron que la nueva modalidad del e-commerce ingresó, el año pasado, una cuantía total de 12.383 millones de euros. O lo que es lo mismo, un 13.4 más que en 2011. El perfil del consumidor no cambia respecto al internauta tradicional. La edad de las personas se sitúa entre los 25 y los 49 años.

Los dos datos más relevantes, en la elaboración e investigación del proyecto que la institución desarrolló, aparecen en los porcentajes de donde los usuarios realizan las compras y en el incremento sustancial de la utilización del smartphone para adquirir los artículos. La mayoría de las ventas on-line se materializan desde el hogar. Un 93.5% de los consumidores deciden comprar el producto desde casa. Un 13.5% prefieren realizar las adquisiciones a través del trabajo. Entre 2011 y 2012, la variación de negociar por Internet ha aumentado en casi tres puntos (2.7%). Del 13.3% se situó al 16% el año pasado.

Las transacciones online, también, se han incrementado a través de los dispositivos móviles . Los smartphones han favorecido el impulso de este sector. El dato en 2011 se ubicó al 9%. Doce meses más tarde, la cifra subió seis puntos (15.1%). Un total de 2.1 millones de usuarios se vieron favorecidos por la aparición de esta nueva herramienta para los móviles inteligentes.

Esta entrada fue publicada en News. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *